lunes, 20 de mayo de 2013

TRATAMIENTO


Tratamiento 

El parásito Toxoplasma gondii es sensible a los farmacos Pirimetamina y las Sulfamidas, las que se usan en combinación para el tratamiento de la toxoplasmosis incrementando más de 6 veces el efecto de ellos individualmente. Debido a que la Pirimetamina bloquea el uso del ácido fólico, se debe añadir al tratamiento el ácido folínico, el cual puede ser usado por la médula ósea del paciente, mas no por el parásito. Los corticosteroides están contraindicados excepto en casos de toxoplasmosis con sintomatología ocular, en cuyo caso se usan en concentraciones bajas. Aquellos pacientes alérgicos o que no toleran las sulfamidas deben consultar con sus profesionales de salud en busca de otras opciones como la Clindamicina. Las madres embarazadas deben ser también tratadas al ser diagnosticadas con certeza y, a través de ellas, al feto, balanceando los posibles efectos secundarios del tratamiento sobre el feto y su madre. Una de las secuelas de hipersensibilidad asociado a medicamentos durante el tratamiento de la toxoplasmosis es el síndrome de Stevens-Johnson, el cual es una reacción febril con lesiones en la piel y conjuntivitis purulenta, potencialmente letal.
Para pacientes inmunosuprimidos, en especial pacientes con sida, el tratamiento debe continuarse de por vida para evitar la seria y frecuente posibilidad de reinfecciones o reactivación de una enfermedad latente.19 ,23 Otra alternativa es la Atovaquona, un antibiótico del grupo de las naftoquinolonas, pero que tiene el inconveniente del costo. En personas con toxoplasmosis latente, los quistes son inmunes a estos tratamientos, debido a que los antibióticos no llegan a los bradizoítos en suficiente concentración.

Profilaxis 

La transmisión de la toxoplasmosis se puede prevenir evitando: comer carne poco cocida o cruda (la carne se debe cocinar hasta que cambie de color), manipular o tener contacto con las heces de gatos que interactúen con otros animales infectados (lo que significa que no todos los gatos son sujetos de riesgo), contaminación de cuchillos, y otros utensilios al preparar carne infectada, beber agua contaminada, ingerir la leche no pasteurizada; especialmente de cabra, aceptar la donación de órganos infectados (caso que es muy poco frecuente fuera del mercado negro).

Un brote epidémico en marzo de 1995 en Vancouver, Canadá, fue relacionado con la contaminación del reservorio de agua de la ciudad por un félido salvaje. En Brasil en 2004 una encuesta epidemiológica relacionó también el consumo de agua no filtrada con infección en estratos socioeconómicos desfavorecidos. Es posible que, como en el caso de Giardia o Cryptosporidium, la cloración no sea suficiente para eliminar el Toxoplasma en aguas tratadas y se requiera la filtración para reducir la transmisión. Estos nuevos datos colocan a la toxoplasmosis como enfermedad de transmisión hídrica lo que puede explicar su gran diseminación y la gran cantidad de casos que no se pueden relacionar con factores de riesgo conocidos.
En un estudio en Colombia[22] se encontró que en las gestantes del Quindío el 25% de los casos con toxoplasmosis en el embarazo se atribuyó a tener gatos menores de 6 meses en la casa, 25% a consumo de carne poco cocida y el tomar agua de bolsa o botella redujo el riesgo en un 50%. Es decir esto sugiere que hasta el 50% de los casos pueden ser debidos en algunas zonas al consumo de agua contaminada. Estos datos indican que la toxoplasmosis transmitida por agua puede estar provocando la mayoría de casos, y por consiguiente, se requieren sistemas de monitoreo para la misma. Las mujeres embarazadas deben evitar consumir carne cruda o mal cocida, lo que incluye embutidosjamón serranochorizosushi, entre otras y lavar adecuadamente las verduras y hortalizas, evitar realizar tareas de jardinería o llevarlas a cabo con guantes adecuados, así como tener especial cuidado e higiene de los animales domésticos


El Toxoplasma gondii es un organismo que puede infectar a todos los mamíferos, que le sirven de huéspedes intermedios.
Los gatos se infectan al ingerir carne cruda contaminada, pájaros, ratones o tierra. Son la única especie animal que elimina el agente infeccioso y lo hace por las heces. Los otros animales, en cambio, lo mantienen en su cuerpo, por eso pueden contagiar si se come su carne sin haber sido debidamente cocinada.
Tener un gato no incrementa necesariamente el riesgo de contagiarse. Sólo hay que conocer el ciclo del Toxoplasma gondii y el papel que juegan los gatos en la transmisión de esta enfermedad para quedarse absolutamente tranquilos.

Una vez que un gato se ha infectado, lo normal es que adquiera inmunidad, por lo que son muy raros los casos de segundas infecciones; así que solamente durante esta primera exposición el gato eliminará ooquistes (mircroorganismos reproductores), que además no son infecciosos de inmediato, ya que requieren un periodo de incubación de entre uno y cinco días después de haber sido eliminados por las heces.


TRANSMISIÓN

El ser humano puede infectarse por estas vías:
  • Consumiendo carne infectada cruda o semi hecha, verdura o agua infectadas.
  • Tocándose los labios sin haberse lavado las manos después de manipular sin guantes algo infectado.
  • Trasplante de órganos o transfusiones de sangre.
  • El feto, por transmisión cuando la madre se infecta por primera vez durante su embarazo


Precauciones básicas: cómo prevenirla

Estas son algunas medidas generales, de tipo sanitario y alimenticio, para reducir las posibilidades de resultar contagiado por toxoplasma:
  • Utiliza guantes en el jardín o para cualquier actividad que implique manipular tierra. Recuerda que los gatos, que pueden contagiar el parásito a través de sus heces, utilizan muchas veces los jardines o macetas como "bandejas". Lávate las manos con agua y jabón después de este tipo de trabajos, sobre todo si vas a comer o a cocinar.
  • Cuando prepares carne cruda, lava con jabón y agua caliente todos los utensilios que hayan estado en contacto con ella para no contaminar otros alimentos. Lávate bien las manos con agua y jabón después de manipular la carne cruda.
  • Cocina siempre la carne hasta que el centro ya no esté color rosado o hasta que el jugo sea incoloro. No la pruebes nunca antes de estar completamente guisada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada